.

.

Chiclana. - Fieles y cofrades aguardan en la víspera a los pies de sus titulares.

Los niños del colegio La Salle participan en el besapié del Santo Crucifijo de la Salud.

Los templos fueron ayer un hervidero de personas que asistían a besapiés, cultos y otras celebraciones
Los templos chiclaneros acogieron en el día de ayer la ya tradicional jornada de preparativos y cultos de cara al inminente comienzo de la Semana Grande, unas celebraciones que estuvieron marcadas, un año más, por los besapiés y besamanos a los diferentes titulares de las hermandades.
Así, entre las iglesias que más ambiente presentaron estuvieron tanto San Telmo como San Juan Bautista, acogiendo la primera de ellas el besapié del Cristo de la Piedra, de Humildad y Paciencia, y el besamano de la Virgen de los Desconsuelos, de Afligidos, mientras que en la segunda tuvo lugar el besamano del Medinaceli y del Cristo del Perdón, de la agrupación parroquial del mismo nombre.
Angustias, Vera Cruz, Borriquita y Nazareno también fueron algunas de las hermandades que expusieron a sus titulares ante los fieles, completándose así un Viernes de Pasión cargado de actos y visitas a los templos.
Asimismo, algunas corporaciones llevaron a cabo anoche los habituales ya traslados solemnes de las imágenes a sus pasos procesionales, como fueron los casos de Humildad y Medinaceli.
Fuente: Diario de Cádiz

Comentarios